Medicina nuclear

La Clínica de Marly SA adquirió para su sección de MEDICINA NUCLEAR un moderno equipo multidectector completamente digital de quinta generación y ángulo variable e­Cam Signature fabricado por SIEMENS que permite una mejor calidad en el registro y presentación de las imágenes, una mayor flexibilidad de adquisición, mayor rapidez de procesamiento además de una gran seguridad y comodidad para el paciente.

El nuevo software de aplicaciones clínicas permite ampliar la información suministrada por los estudios gamagráficos y funcionales, hacer la transmisión y captura de imágenes a distancia para la creación de estudios híbridos (fusión de imágenes). Actualmente la nueva gamacámara trabaja en red con los otros equipos de la Clínica (TAC multicorte, TAC helicoidal y resonancia nuclear magnética).

Para recibir la moderna gamacámara se realizó la renovación de la planta física con ampliación de los accesos para facilitar el manejo y transporte de los pacientes en camillas de urgencias y cuidado intensivo, se mejoró la zona de recepción y se adecuó una sala de espera exclusiva para los pacientes de MEDICINA NUCLEAR, se reformó el área de baños para los pacientes inyectados independientes de los baños para el personal, se modernizó completamente la iluminación, se renovó el sistema de ventilación y se dotó el área de trabajo de la gamacámara con un nuevo aire acondicionado. En total disponemos de 110 m2 de uso exclusivo para los pacientes de medicina nuclear, una habitación de aislamiento exclusiva para hospitalización de los pacientes que requieren procedimientos terapéuticos con radionúclidos (por ejemplo terapias con yodo radioactivo para cáncer de tiroides) y un equipo detector portátil (sonda gama) para realizar estudios intraoperatorios de ganglio centinela y cirugía radioguiada.

El recurso humano con especialistas en medicina nuclear y profesionales encargados de la parte operativa de los equipos y el profundo respeto por el cuidado de la salud que ha caracterizado a la Clínica de Marly durante mas de 100 años de historia y servicio y el trabajo multidisciplinario conjunto con especialistas de otras áreas de imágenes diagnósticas, cardiología clínica, hemodinamia y cardiología intervencionista, cirugía cardiovascular, oncología clínica y radioterapia, trasplante de médula ósea y trasplante de órganos, neumología y cuidado

intensivo, pediatría, gastroenterología y la unidad de urgencias permiten ofrecer un valor agregado especial.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El servicio de medicina nuclear está localizado en un área muy amplia, con más de 100 m2 de espacio privado, en el entrepiso del edificio de consultorios de la Clínica de Marly en Bogotá.
Se puede acceder por la rampa de entrada principal de la Calle 50 # 9¬67 o por el ascensor de ingreso al edificio de consultorios de la Carrera 13 # 49¬40 marcando la parada del mezanine (M). Allí la secretaria asignará de acuerdo al tipo de estudio, disponibilidad de radiofármacos y de equipos, la hora de la cita para la primera parte del examen (administración de radiofármaco). El profesional encargado de la radiofarmacia y de la parte operativa de la gamacámara asignará la hora de la toma de imágenes e informará el tiempo estimado que durará el procedimiento.
Cada compañía de seguros, medicina prepagada y EPS ha establecido normas especiales que el asegurado (paciente) y el prestador (Clínica) deben cumplir de manera rigurosa. Es importante informarse previamente de los requisitos establecidos para evitar la negación del servicio. Generalmente estas compañías expiden una autorización para la prestación del servicio. Debe contener en forma clara la identificación del paciente, el tipo e indicación del estudio y las restricciones que aplican (copagos, etc). El paciente debe presentar su identificación personal. La orden debe ir dirigida a Clínica de Marly.
Para los pacientes particulares es indispensable presentar una órden del médico tratante en la cual de manera clara se identifique el paciente y se especifique el nombre y la indicación del estudio y sus recomendaciones especiales.

Le aconsejamos que evite el contacto próximo y prolongado con niños durante el resto del día; esto significa que no se siente al lado de un niño, ni lo tenga sobre sus rodillas más de media hora. De esta forma evita una exposición innecesaria de los niños a la radiación.

No. Generalmente podrá continuar sus actividades normales, incluido su trabajo.
Puede comer y beber normalmente. Es probable que le pidamos que beba mucha agua para que le ayude a eliminar la poca radiactividad que le quede después de la exploración.

Es variable, depende del órgano estudiado: corazón, riñón, hueso, cerebro, hígado, pulmón, etc. Lo habitual es que la obtención de la gamagrafía dure entre 15 minutos y una hora. No se preocupe si la exploración parece prolongarse, o si se multiplica el número de imágenes: nosotros lo hacemos así para conseguir la mejor calidad y la máxima información.

El tiempo de espera depende del órgano que se estudie mediante la gamagrafía. Generalmente varía entre algunos minutos y varias horas. Como las exploraciones son diferentes, no tienen el mismo tiempo de espera. Por ello, puede ocurrir que pacientes que llegaron después que usted para otras pruebas pasen antes a la gamacámara. Si el tiempo de espera es mayor de una hora, usted puede abandonar el Servicio de Medicina Nuclear previa autorización del personal.

Si. Serán bienvenidos hasta la recepción de nuestro Servicio, pero deberán permanecer en la sala de espera o circulación general de la Clínica y no en el área exclusiva para los pacientes inyectados de medicina nuclear. Como en todos los establecimientos hospitalarios, el acceso de los niños está desaconsejado, siempre que no sean ellos los que se van a beneficiar de las pruebas. Por tanto, le rogamos que no traiga niños con usted. Tampoco es aconsejable que acudan mujeres embarazadas.

Si. Serán bienvenidos hasta la recepción de nuestro Servicio, pero deberán permanecer en la sala de espera o circulación general de la Clínica y no en el área exclusiva para los pacientes inyectados de medicina nuclear. Como en todos los establecimientos hospitalarios, el acceso de los niños está desaconsejado, siempre que no sean ellos los que se van a beneficiar de las pruebas. Por tanto, le rogamos que no traiga niños con usted. Tampoco es aconsejable que acudan mujeres embarazadas.

Generalmente NO, salvo que se recomiende expresamente alguna especial cuando se le cite. Lo más frecuente es que usted pueda comer y beber según sus hábitos diarios, antes de venir al Servicio de Medicina Nuclear, en el intervalo entre la inyección y la realización de la prueba, así como una vez terminada esta.

Si está usted embarazada,
Si sospecha que pueda estarlo,
Si le ha faltado alguna regla o éstas son irregulares, COMUNIQUELO al personal antes de realizarse la exploración en Medicina Nuclear.
Las sustancias inyectadas pueden pasar al niño y perjudicarle, por ello es importante tomar todas las precauciones y comentarlas con su especialista.
La gamagrafía, no supone, por el contrario, ningún problema, para un embarazo que comience después de la exploración.
Si usted está en periodo de lactancia, ADVIERTALO igualmente antes de realizarse la exploración. Nosotros le diremos si es preciso que interrumpa la lactancia y cuanto tiempo (generalmente unas pocas horas)

Se le citará en el Servicio de Medicina Nuclear indicándole día y hora en que se realizará la prueba. Rogamos puntualidad.
Puede ocurrir que pacientes que llegaron después que usted sean llamados antes a la gamacámara, esto es debido a que son pruebas distintas y tienen tiempos de espera diferente.
La realización de su exploración se puede demorar, como por ejemplo en el caso de presentarse alguna urgencia o porque así lo necesite su estudio.

En caso de ser mujer, si está usted embarazada, si sospecha que pueda estarlo, si le ha faltado alguna regla o éstas son irregulares, COMUNÍQUELO al personal médico del Servicio antes de realizarse la exploración en Medicina Nuclear. Si está amamantando (dando el pecho) COMUNÍQUELO también al personal hospitalario.

No. La radiación que usted recibe se ajusta a sus circunstancias especiales (como por ejemplo, edad, peso, patología, etc.) y no aumenta con el número de imágenes. Las sustancias que inyectamos no son tóxicas, no suelen producir reacciones alérgicas (es hasta diez mil veces menos frecuente que con cualquier medicamento que consuma usted habitualmente) y son indoloras.

Un examen de medicina nuclear consiste de tres fases: administración del trazador (radionúclido), toma de imágenes e interpretación de las imágenes. La cantidad de tiempo que pasa entre la administración del trazador y la toma de las imágenes puede variar desde unos cuantos segundos o minutos hasta unos cuantos días, dependiendo del tejido del cuerpo que va a examinarse y del trazador que va a utilizarse. El tiempo requerido para obtener las imágenes puede también variar desde minutos a horas.

La medicina nuclear es un área especializada de las imágenes moleculares que utiliza cantidades muy pequeñas de sustancias radioactivas, o radiofármacos, para examinar la función y estructura de un órgano. La generación de imágenes en la medicina nuclear es una combinación de muchas disciplinas diferentes, entre ellas la química, la física, las matemáticas, la electrónica, la tecnología informática y la medicina. La medicina nuclear se utiliza a menudo para ayudar a diagnosticar y tratar anomalías muy temprano en la progresión de una enfermedad.
Durante el procedimiento se utiliza una pequeña cantidad de sustancia radioactiva que facilita el examen. El tejido del cuerpo absorbe la sustancia radioactiva, llamada radionúclido (radiofármaco o trazador radioactivo). Están disponibles varios tipos diferentes de radionúclidos, incluidas ciertas formas de los elementos tecnecio, talio, galio, yodo, indio. El tipo de radionúclido a utilizarse dependerá del tipo de estudio y de la parte del cuerpo que se examina.