MANOMETRÍA ESOFÁGICA Y ANORECTAL

MANOMETRIA ESOFAGICA DE ALTA RESOLUCION

La manometría esofágica de alta resolución es un método diagnóstico de alta precisión, indicado para pacientes que presentan disfagia (dificultad en la deglución) para sólidos y/o líquidos, además para la evaluación prequirúrgica de cirugía antirreflujo, estudio de trastornos motores esofágicos como la acalasia, y como parte del estudio del paciente con dolor torácico, y Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (ERGE).

Se demora en promedio entre 15 a 20 minutos, periodo durante el cual se introduce una sonda con sensores de presión en el esófago y se administran 10 degluciones o tragos líquidos o viscosos para evaluar el movimiento esofágico, el peristaltismo y la función de los esfínteres esofágicos.

Es un procedimiento completamente ambulatorio, bien tolerado, se realiza sin sedación y se solicita al paciente que siga las instrucciones brindadas por el profesional, mientras se captura la información. Cuando finaliza el procedimiento, se realiza una edición del mismo y un análisis para determinar un resultado final que será de suma importancia en la toma de decisiones médicas para los síntomas del paciente.

MANOMETRIA ANORECTAL DE ALTA RESOLUCION

¿Qué es la manometría anorrectal y qué mide?

La manometría anorrectal es la técnica que permite el registro de las presiones, los reflejos y la sensibilidad de la zona ano-rectal. Con ella se puede medir la longitud de los esfínteres, la presión anal en reposo, que depende, básicamente, de la integridad del esfínter anal interno, la sensibilidad rectal, el reflejo expulsivo, donde observamos una relajación del esfínter externo con el esfuerzo de evacuar.

¿Cómo se realiza una manometría anorrectal y en qué consiste el procedimiento?

La manometría anorrectal se realiza mediante la introducción de una sonda lubrificada de unos ocho centímetros de largo en el recto, que lleva un pequeño globo de látex en su extremo, con un diámetro de poco más de un centímetro y que puede registrar presiones en la zona ano-rectal, estando el paciente en decúbito lateral izquierdo.

Al paciente, en momentos concretos de la prueba, se le hace toser, hacer esfuerzo de retención y de expulsión de la sonda, cosa que informa al examinador si el paciente percibe sensación inicial de evacuación o si dicha sensación es urgente.

Se trata de una prueba incruenta y muy bien tolerada que dura unos 20 a 30 minutos, no es dolorosa, se realiza sin sedación y se solicita al paciente que siga las instrucciones brindadas por el profesional, mientras se captura la información. Cuando finaliza el procedimiento, se realiza una edición del mismo y un análisis para determinar un resultado final.

La manometría anorrectal se utiliza para el estudio de:

Además, el biofeedback anal es una técnica terapéutica en casos de incontinencia fecal (para mejorar el tono esfinteriano), hiposensibilidad rectal y anismo (para volver a poder relajar el esfínter anal externo ante el esfuerzo defecatorio).